Ideas para Estimular a tu bebé de 6 meses a 1 año

 

A partir del sexto mes vas a observar logros increíbles en tu hijo. Así como el aprendizaje de la coordinación ojo-mano durante el primer semestre de tu bebe, es lo más difícil de esta etapa, el aprender a gatear o a caminar lo será durante este segundo semestre.

Aquí te damos algunas actividades para que las realices con él, recuerda que los bebes  aprenden por imitación por lo que te será muy fácil enseñarle a realizar la mayoría de las cosas.

A los 6 meses tu bebe ya rueda para ambos lados, ya se sienta sostenido por cojines y estará dispuesto a coger lo que le ofrezcas y pasarlo de una mano a la otra. Preferirá estar “sentadito” ya que su visión del mundo es diferente y más amplia. Es bueno que lo coloques boca abajo, con juguetes alrededor para que vaya viendo cómo llega a ellos, ayúdalo ya que probablemente se vaya hacia atrás y se aleje de éstos causándole frustración. Ya palmotea y agita sus manos y pies ante algo que le cause emoción o gusto. Emite diferentes sonidos variando el tono, el volumen. Ya reconoce su nombre y sonreirá ante su imagen en el espejo.

 

A los 7 meses tu bebe puede empezar a “reclamarte” más. Su dependencia hacia ti será más notoria por lo que podrías ir dejándolo sin tu presencia por lapsos cortos siempre haciéndole saber que estás cerca pero en otra habitación de la casa. Probablemente llore ante la presencia de extraños. Está pasando por el periodo de la angustia de separación.

Tu bebe estará mucho más activo intentando practicar y dominar las nuevas destrezas adquiridas. Pasará de la posición de sentado a gateo y se arrastrará o gateará. Se sentará solo y con buen equilibrio y podrá golpear dos objetos uno con otro, como aplaudiendo.

 

A los 8 meses tu hijo continuará aprendiendo sobre la base de lo que ya sabe. No tiene noción del peligro; querrá meter los dedos al enchufe, a las aberturas de las puertas. Empieza a utilizar la pinza (cogerá los objetos con el pulgar y el índice) por lo que podrá coger pedacitos de comida y llevárselos a la boca. Seguramente ya come papilla o purés. Permítele, a pesar que lo más probable sea que se embarre, que se alimente solo. Dale una cucharita con un poquito de su “papa” en un plato pequeño mientras tu le das del plato principal. Si quiere alimentarse con las manos, déjalo. La coordinación de llevarse la cuchara llena de comida a la boca toma tiempo y tendrá mucho que “ensayar”. Desde ahora empieza con esta buena costumbre si queremos que a los 2 años coman solos y sin ensuciar.

 

A los 9 meses tu bebe empezará a subir escaleras ya sea gateando o agarradito de la mano. Es importante que sepas que será capaz de subirlas más no de bajarlas, aún. Enséñale a bajar de la cama de “potito” así estarás más tranquila y le servirá para cuando esté listo para bajar las escaleras. Puedes empezar el juego del “dame y toma”. Ofrécele objetos para que los meta a un recipiente. Será capaz de tomar de una taza y de “secarse” con la toalla.

 

A los 10 meses es bueno que ya empieces a ponerle límites (si aún no lo has hecho) por seguridad. Ya el bebe sabe qué significa NO y hay veces que sientes que has dicho esta palabra todo el día. Lo que pasa es que tu niño se ha convertido en un explorador curioso y como ya gatea o camina, se desplaza solo y en segundos estará lejos de ti y expuesto a peligros. Gatea por tu casa y fíjate en las cosas que le podrían causar daño o ser peligrosas para tu bebe. El ya debe de conocer y señalar su cara, barriga, pie y emitir 2 o 3 sonidos de animales. Al pedirle las cosa nómbralas: “Dame la pelota”.

 

A los 11 meses tu hijo ya se pone de pie para alcanzar un juguete, abre cajones, vacía cajas, bolsas, todo lo que esté a su alcance. Enrosca y desenrosca pomos, crema de dientes. Ya es capaz de seguir instrucciones sencillas y le encanta jugar al escondite. Su actividad principal es caminar así que estará tratando de hacerlo agarrándose, para apoyarse, de todo o que tenga a su alcance.

 

A los 12 meses tu hijo ya puede patear una pelota, hace “mandados” llevando una cosa de un lado al otro. Puede empujar y jalar un juguete, se sienta en un banco, encaja vasos, hace torres de 2 – 3 cubos, completa rimas o canciones conocidas (tal vez no con la palabra perfectamente dicha, pero sí con la sílaba final) Seguirá intentando caminar por trechos cortos, agarrándose de los muebles y paulatinamente irá dejando los apoyos para caminar independientemente. Cuídalo de las caídas ya que un buen coscorrón lo puede hacer retroceder y dejar de intentarlo por unos días.

 

Debes tener mucha paciencia, tu hijo por su misma movilidad, estará dispuesto a agarrar todo lo que esté a su alcance. Tienes dos opciones: Retirarle todo lo que esté a su alcance, voltear tu mesa de noche, poner candados a las puertas de los closets de toda tu casa, limitando su aprendizaje y sus ansias de “explorar” o delimitar qué cosas puede coger, con que puede jugar, abrir, explorar.

Recuerda que su memoria aún sigue siendo de corto plazo y probablemente le tengas que decir todos los días que no debe de abrir el bidet ni la tapa del water ni jalar el papel higiénico. Lo mejor, en este caso en particular, es cerrarle la puerta del baño.

Recuerda que todo le llama le atención y lo puedes distraer fácilmente cuando está haciendo algo que no debe.

 

Como las adquisiciones motoras, llámese gatear, pararse, caminar, son movimientos que todos pueden ver y juzgar, muchas veces esto es considerado como un evento competitivo. Si bien es cierto que es tentador que comparemos las destrezas de nuestros hijos con las de otros bebes, debemos evitarlo recordando que cada bebe desarrolla a su propio ritmo. Por más que lo fuerces a que camine, no lo va a lograr hasta que el cerebro haya madurado lo suficiente y se lo “ordene”. Algunos bebes están programados para caminar más tarde que los demás. Esto no debe de ser motivo de preocupación y si lo es para ti, conversa con tu pediatra que es el más indicado para solucionarte este tipo de dudas.

Es importante que sepas que estas adquisiciones motoras se pueden dar en diferentes edades, es decir, no hay una edad exacta en aparecer. Las edades te dan una pauta, una guía y para estimular mejor a tu bebe siempre fíjate en el mes anterior y en el mes posterior, así será más fácil ayudarlo a que desarrolle al máximo sus capacidades que es el objetivo fundamental de la estimulación temprana.

 

 

Marita Maggi

Directora del Centro de Estimulación Temprana Playground

www.playgroundperu.com

Telefonos: 445 5266    446 2061

Comentarios

  1. karina says

    queria saber si tienen alguna nota o pagina sobre persistencia vasculatura fetal, un problemita que tiene mi bebe de 4 meses en su ojito izquierdo….gracias

  2. florilu sanchez aguirre says

    buenas tardes
    mis gemelos ya tse van para los 8 meses yo les pongo en posicion gateo y no pueden se caen y no avanzan antes se arrastraban un poquito pero a hora no si se sientan cogen con sus dos manos ellos son bien fuertes duermen de boca arriba y de costado …no quieren estar boca abajo gritan ..q puedo hacer para q comienzen a gatear es necesari q gateen y a q edad les puedo poner en el andador graciasss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>