La influencia de la publicidad de ‘comida chatarra’ en los niños

Los medios de comunicación, principalmente la televisión, son considerados uno de los principales causantes del incremento de la obesidad en el mundo, principalmente por tres razones: porque nos conlleva al sedentarismo, nos provoca consumir snacks ricos en azúcares y grasas, y porque nos exponemos a una gran cantidad de publicidad de alimentos no saludables.

Esta última razón es especialmente preocupante porque la publicidad es una arma poderosa para influenciar y persuadir, capaz de cambiar actitudes o incluso crearnos necesidades que no existían. Este poder se potencia aun más cuando está dirigido a niños, que son más crédulos y menos propensos a pensar críticamente los mensajes publicitarios.

Según diversos estudios, los niños entre 6 y 8 años son incapaces de comprender las intenciones de la publicidad; es más, frecuentemente aceptan como verdad absoluta las cosas que se dicen. Los niños entre 8 y 10 años, por otro lado, poseen la habilidad de procesar la publicidad pero solo lo hacen cuando son cuestionados o se les pregunta.

La capacidad las marcas para distorsionar los gustos por la comida también son sorprendentes. En Estados Unidos se realizó un estudio a 63 niños entre tres y cinco años que intentaba demostrar que estos percibirían los alimentos más ricos si se les presenta como un producto de McDonald’s. El resultado fue revelador: al 48% de niños le sabía mejor la hamburguesa que tenía la marca McDonald’s frente a un 37% que indicaba lo contrario. La misma tendencia se presentó cuando se les dio nuggets (59%), papas fritas (77%), jugo de manzana o leche (61%), e inclusive zanahorias (54%). El porcentaje de preferencias por los alimentos con la marca McDonald’s se incrementaba si los niños contaban un mayor número de televisores en su hogar.

Si en el Perú, ver televisión es la principal actividad de los niños peruanos tan igual como ir al colegio, los padres de familia deben ser muy cautelosos en cómo la publicidad puede influenciar en los hábitos alimenticios de sus hijos.

Un estudio muy interesante que analizó la publicidad de alimentos emitida en la televisión peruana durante las vacaciones escolares de 2011, nos muestra a qué se enfrentan los padres de familia en la lucha por alimentar sanamente a sus hijos:

- En una hora en televisión nacional se emiten 6 minutos de publicidad de ‘comida chatarra’.

- Al mes se han invertido más de 3 millones de dólares en publicidad de ‘comida chatarra’ difundida en programas para niños.

- Los comerciales se valen de historias fantasiosas y se asocian con dibujos animados para influenciar a los niños.

- Si consumiéramos solo lo que la publicidad nos ofrece, estaríamos ingiriendo hasta 7 veces más azúcares y grasas de lo necesario.

Por todos estos motivos, la cantidad de publicidad de alimentos no saludables al que son expuestos los niños (fast food, gaseosas, helados, golosinas, etc) debe ser contrarrestado por los padres con acciones simples pero importantes: tener un mayor control de la cantidad de televisión que ven, informarse sobre la información nutricional de los alimentos que se ofertan (preferir siempre la comida no procesada) y promover siempre la actividad física.

 

Lic. Alexander Chiu Werner

Comunicador y publicista

Responsable de Comunicaciones del CONCORTV

alexander@concortv.gob.pe

Autor de: La obesidad infantil y la publicidad de alimentos no saludables en el Perú

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>